2007/04/09
Nacimiento



Cuando el hombre colgaba sobre un abismo
y lo único que lo mantenía era su boca
succionando un pezón,
supo que podía llegar al piso
si esperaba lo suficiente
pero prefirió dar un mordisco
para que madre revoleara las tetas
y él
con el envión
cayera en la otra orilla del universo.


 
posted by Leonardo Saravia at 12:30 | Permanganatos |