2013/03/16
La ruta inmóvil
Hola. Si, disculpe. El otro día vine pero era para otro trámite. Bueno, no, tiene razón, me equivoqué de día. En ayunas. Pero no es un análisis de sangre. Está bien, está bien, ya me corro. Gracias. Un elefante, un elefante, un elefante... Dos elefantes, dos elefantes, dos elefantes. Tres elefantes, tres elefantes, tres elefantes. Pasa el tiempo, dígame señorita, usted no sabe que esto está lleno de elefantes. Pero no le dije eso, no le dije nada a nadie. Es un segundo y listo. Te matan la gansa te cocinan el pato. Es un segundo, lo que pasa es que en un segundo. Es mucho tiempo un segundo. Ya voy. Estoy acá. Sigo estando acá. Es difícil estar acá porque, siendo que estoy acá, me gustaría saber dónde es acá. ¿Dónde es acá? ¿Vos sabes dónde es acá? Señor,señor, no moleste. El asesinato se cometió en el segundo piso, oficina 3. Vamos, como pichones a ver. Hay algo de sangre y papeles apilados. Uno dos tres elefantes en el pecho, de esos redonditos y rosas, casi parece que tienen las trompitas. Están agarrados con pinchapapeles, como si fueran tachuelas metidas hasta el fondo. Hay un poco de olor a sexo. Era muy idiota o muy inteligente para dejar un preservativo. Usted usaría un preservativo con alguien a quién va a asesinar. No. Este segundo piso, que hay en el edificio de enfrente? Desde acá se ve el televisor, hay una serie, se llama... como se llama la serie nueva? La ruta inmóvil. ¿Es un policial no? ¿Vamos? Vamos, que terminen ellos. Hay otro en el 3er. piso.
 
posted by Leonardo Saravia at 15:50 | Permanganatos | 0 Kols