2009/09/10
El fin del final




El fin del final

siempre comienza al revés

cuando el aire es sólido

y las raíces son ramas

el sol que brilla está tan cerca

que estamos dentro de él.

En esos casos no hay que intentar caminar

ni quemarse con la luna

(que de fría ahora está caliente)

más bien permanecer

colgando

como si hablar nos trasportara en el sonido

como si la música fuese todo.






Explicación:
Vibra que vibran los verbos
verdes violetas visibles
baldíos vacíos vidriosos
golosos colores canciones
dolores rumores rumiantes
mansiones que quiebran el cielo
sonoros pezones
augustos señores
mutantes morenas
mantras de miel que cubren la arena
y el tiempo que corre
que corre
en las venas
vibra que vibra
en los sueños de escuela
hasta el hueso te encuentra
te encuentra y te rueda.




 
posted by Leonardo Saravia at 09:44 | Permanganatos | 2 Kols
2009/09/04
Continentes






Caída

desprendimiento

tal vez péndulo

entrega

aquello que entrega y es entregado

fluir de las cosas de un lugar al otro en ciclos

placer

entrega

caída

los peldaños en la escalera que sube y sube algunos piensan que tiene fin

aquello que entrega y es entregado

tal vez péndulo

desprendimiento

entrega

dolor de encontrar que no hay punto final

caída

desprendimiento

entrega de las cosas de uno hacia el fluir

los ciclos

los peldaños en la escalera son montañas cumbres y valles

las cosas uno dentro de la entrega

placer quizás péndulo

desprendimiento

no hay más.






Explicación: los continentes se dividen y uno está parado justo en medio de la grieta caliente. Las piedras hierven como agua hirviendo en un lago que refleja el cielo, el cielo que refleja el cosmos, el espacio que nos refleja a nosotros y flotamos sobre el mar de pústulas danzantes, arenas y vientos, navegamos en la cáscara de nuez mientras el rugido del océano ingresa al nuevo mundo, los continentes se alejan y estamos planos en la superficie del vacío, listos para elegir derecha o izquierda, o caerse allí donde no sabemos si hay existencia. Elegimos y seguimos flotando, nos toca todavía, seguir cabalgando vientos.





 
posted by Leonardo Saravia at 15:05 | Permanganatos | 0 Kols
2009/09/03
Cálidas caídas de las cúspides




No hay cúpulas que copulen copos
ni corpúsculos que culminen corruptos
ni cúspides caídas
ni coronas de carne
ni escuerzos caminando en la espalda
cálidas
cálidas leyes del clima
se atragantan con la arena
juegan al azar almohada
ayuda del clímax
crisálida cristo clavado
claroscuro en la cama
campo de cúpulas copulando
corpúsculos crímenes carnes
coronas de escuerzos
cálidas
cálidas caídas
de las cúspides.




Explicación:
Esto es como subirse a una de esas cúpulas doradas de las iglesias Rusas, subirse hasta agarrarse del pinche que pincha el cielo y sentarse, imagino yo que con las piernas extendidas, quizás lo mejor sea ponerse una alfombra en el culo, en el culo porque quizás este se caliente con el rozamiento. Bueno y luego soltarse. Para hacerlo ideal diríamos a nuestra novia o novio, no creo que sea posible hacerlo con otro tipo de relación, llámese amigo amante o marido, y, pedirle que lo haga desde la cúpula de enfrente. Se imaginan que pueden encontrarse en el medio y planear sobre la alfombra hasta el río. Aterrizar y jugar con los escuerzos sin temor a que muerdan.
Sí, es así como es.



 
posted by Leonardo Saravia at 11:29 | Permanganatos | 4 Kols