2010/06/09
Las horas




Disco eterno
la poética gira entre nosotros
cabezas inciertas
esferas que se chocan
pero no se ven.
Siempre hay una vuelta
nunca una pérdida en este juego.

Sale el sol
tras gruesas paredes
caminos encontrados
el giro está en las sombras
no hay otro momento que la ansiedad
la espera es tardía
pero los días pasan.

Al borde de la cornisa
no esperes demasiado
hay cierto vacío en el instante
un columpio en su punto más alto
te pido que sueltes los brazos
y sueñes
ese disco eterno.



 
posted by Leonardo Saravia at 11:00 | Permanganatos | 6 Kols