2008/12/22
El pi del carozo III




Es apresurado, momentáneo, elíptico, es así cuando aparece, aunque siempre está, llevamos años conviviendo una vida de escondrijos, escribimos libros que nos dedicamos unos a otros sin dedicatoria, escuchamos nuestros pasos, pensamos efervescencias desvanecidas, ideas gaseosas que como todo gas se pierde, pero no se pierde, el incauto que respira cerca nuestro las toma y de golpe se encuentra rompiendo el huevo frito por el lado más duro, durmiendo con ensaladeras, germinando porotos en el calefón o creciendo fermentos en carcasas de celulares viejos.

Vieron, él no sabía que tenía una colección de celulares muertos en el baño, pero estaba allí, colocada por el anterior inquilino. No se sabe por qué uno se limita a buscar lo inmediato, pero cuando una de esas ideas nuestras, de esas que nos mandamos escritas en libros sin dedicatoria, cuando una de esas es respirada, no se siente un apelotonamiento en la garganta, no se siente un remoloneo circular en el estómago, sí se siente un dolor velado en el pecho como la noche, o un relajamiento vespertino de neuronas, una asociación de magnetos en la horizontal del cuerpo como rayas móviles que te cruzan desde abajo, lentamente, hasta dejar chispas en las orejas de la amiga que vino a visitarte el sábado a la tarde.

En vez de pensar las ideas, las respiramos, creo que es muy extraño que además estén escritas en los libros, pero es así, es como ella que permanece sin permanecer, que se encuentra sin despedirse, que se refleja en mares azules totalmente límpidos y tan extensos como una lámina de gotas en el suelo del baño. ¿Qué gotas son esas? Las que caen por afuera de la cortina, saltan de la ducha y no te dejan, no te dejan preguntar y no te dejan responder.

Yo debo ser igual aunque diferente, no sé, porque siempre nos confundimos en el otro, es una confusión de vestidos sin bombacha, de pelucas sin pelo y de flores sin planta, es una confusión de cortina de baño con un poco de moho marrón que no molesta. Pero hay una armonía nacida del caos y nadie sabe de donde aparece.

Como les decía, les quería explicar esto que es un misterio, como todo lo demás, el asunto del pi del carozo, ya hablamos de aceitunas pero no hablamos de la cáscara y eso me recuerda a Shakespeare: puedo ser el rey del universo sentado en una cáscara de nuez. Algo así era.

Viene ella y se sienta, el vestido le cae entre las piernas, tiene que haber piernas que llegan hasta el piso y tiene que haber manos que buscan el pi y el carozo y los buscan, y ya esto me huele a sexo. Así como las ideas se respiran, el sexo se huele, es mentiras que el sexo se ve, cuando lo vean desconfíen, huelan disfruten las emanaciones que sobrepasan el perfume, la sandía y el melón. Es así que muchos buscan el pi del carozo entre las piernas, dice ella.

Hace calor y la sonoridad de la caverna nos atrae, la atracción sucede como algo simultaneo, como música, otros timbales de corazones abiertos para introducirnos en la oscuridad y volver a una noche ancestral, única madre de todas las noches, madre de todas las madres, resonancias que vuelan, un solo cuerpo hecho de cuerdas vibrantes.

Estamos afinados, dice ella y es un piropo suelto sin vergüenza.

¿Cómo se sale de acá? Nunca se sale, porque esta es la noche en la que todo se ve. Y tengo que respirar como si en la pausa estuviéramos muriendo de sed. Sientan, allá las nubes forman espirales de remolinos y copos que pastan suavemente en las praderas del cielo, les pido que respiren eso con la sed de la falta y de la pérdida, como si el aire no existiera, esto no es tragar agua y ahogarse, no, es que el aire no existe y ni siquiera se puede imaginar respirar. Eso es, ahora sientan que respiran, llenos, llenos de eso que ya saben pero que igual van a seguir preguntando.



 
posted by Leonardo Saravia at 16:31 | Permanganatos |


5 Corotos:


At 12/22/2008 5:26 p.m., Blogger Cíclopa

¿Qué hacer en caso de derretirse?
Sería cuestión de armar una ventana
y tirar allí la sombra/
des-sombrarse
no pertenecer a ningún cuadro mental,
ser o vapor o remo...

 

At 12/23/2008 8:02 p.m., Blogger Amorexia.

Realmente muy bueno! sin duda este tema te llevo a pensa y repensar e incluso a reinventar. Habrá cuarta parte?

Felices fiestas en compañía de los tuyos.

Saludos a deshora.

 

At 12/26/2008 11:08 a.m., Blogger LaPaKa

esa noche, fue una noche sin luna, sin tiempo y sin camisones.
no resfffala la existencia, es sólo que en el moho de la cortina y la salpicadura del agua se puede leer el mar y se puede oler el pensamiento...



dejame que te diga algo


estamos afinados


te puedo decir otra cosa?


"...algunos hombres sólo quieren ver el mundo arder"


me gusta q sepas lo que querés del mundo...


felices vacances.

 

At 1/03/2009 9:29 a.m., Blogger mia

Sabes cuanto me gustas,

todo lo que compones,

tu amada,tus hijos

Por todo ello brindo!

______0___o__o__o0_0__o_o__0________
_____0___o__o_o__0_0__o___o__0______
____0_o___o___o__0_0___o___o__0_____
____00o0000o00o0o0_0o00o00oo0oo0____
___000o0o00000o000_000o00o0o000o0___
___00000o000o000o0_000o000o00000o0__
___0o00oo00o0o00o0__0000o0o0o00000__
___0o0o00000o00o0___000o0o0o0o0o00__
____0o0o0000o0o0_____0000o00o00o0___
_____0000o0000________ 00o000o000___
______0000000___________0000000_____
________00______ FELIZ_____00_______
_______00____ AÑO NUEVO __ 00______
______00_________2009______ 00_____
_____00_____________________ 00____
____00________________________ 00___
_000000_____________________00000000

 

At 1/12/2009 11:40 a.m., Blogger Bruma...

"...hay una armonía nacida del caos"

***Cosmogonía de la vida cotidiana.***


Me gustó mucho.
Creo que nunca te había leído de esa forma.