2009/09/03
Cálidas caídas de las cúspides




No hay cúpulas que copulen copos
ni corpúsculos que culminen corruptos
ni cúspides caídas
ni coronas de carne
ni escuerzos caminando en la espalda
cálidas
cálidas leyes del clima
se atragantan con la arena
juegan al azar almohada
ayuda del clímax
crisálida cristo clavado
claroscuro en la cama
campo de cúpulas copulando
corpúsculos crímenes carnes
coronas de escuerzos
cálidas
cálidas caídas
de las cúspides.




Explicación:
Esto es como subirse a una de esas cúpulas doradas de las iglesias Rusas, subirse hasta agarrarse del pinche que pincha el cielo y sentarse, imagino yo que con las piernas extendidas, quizás lo mejor sea ponerse una alfombra en el culo, en el culo porque quizás este se caliente con el rozamiento. Bueno y luego soltarse. Para hacerlo ideal diríamos a nuestra novia o novio, no creo que sea posible hacerlo con otro tipo de relación, llámese amigo amante o marido, y, pedirle que lo haga desde la cúpula de enfrente. Se imaginan que pueden encontrarse en el medio y planear sobre la alfombra hasta el río. Aterrizar y jugar con los escuerzos sin temor a que muerdan.
Sí, es así como es.



 
posted by Leonardo Saravia at 11:29 | Permanganatos |


4 Corotos:


At 9/04/2009 9:22 a.m., Blogger Cíclopa

"no hay rusia
no habrá parís
ni cadáver de la torre eiffel
ni cúpulas que copulen con moscú
hay rusia en tu paris" (...)


Veo que tu poema se entiende con mi poema...

Saludos.

 

At 9/04/2009 9:28 a.m., Blogger Don físico

Columpiandose desde cúpulas.

 

At 9/04/2009 12:26 p.m., Blogger Ary

Es un péndulo que va y viene.

 

At 9/07/2009 8:57 p.m., Blogger Adrianófanes

Hola, cómo va? Yo solía entrar a tu blog hace unos años y hoy, cuando escribí un post para el mío tuve que poner un link de 2005... Y allí encontré que me habías visitado por aquel lejano tiempo.

Hoy te vuelvo a descubrir. Saludos.